Martes, 23 Octubre 2018
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Buscar

Alcaldia Distrital de Barranquilla

Más de 400 vendedores recibieron pautas para trabajar en eventos del Carnaval 2018

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

alt

Con miras a la temporada de Carnaval, la Secretaría de Control Urbano y Espacio Público, con el apoyo de Carnaval de Barranquilla S.A.S, participó de una reunión con los 400 vendedores autorizados que ejercerán actividades comerciales durante los eventos que se llevarán a cabo en la Vía 40. 



Durante el evento, denominado ‘Vendedores Ambulantes Vía 40’, se socializó el Código Nacional de Policía, el cual debe ser acogido por vendedores. Asimismo, se compartió la normativa que deben acatar para que desarrollen las actividades autorizadas de manera adecuada durante las fiestas.



“El Carnaval es una fiesta de tradición que nos expone positivamente ante el mundo y los vendedores también hacen parte de la fiesta y deben ser responsables, amigables y representar de manera positiva nuestra cultura con buenos comportamientos y acatando las normas”, afirmó la jefa de la Oficina de Espacio Público, María Teresa Rubio.



Dentro de los aspectos que se destacaron estuvo el enfático llamado a los vendedores a no ubicarse en las bocacalles de los desfiles, debido a que son las rutas de evacuación establecidas para diversas situaciones, como la atención médica o urgencias que puedan presentarse en el transcurso de los eventos.



Otro de los puntos tratados fue la venta de espumas, colorantes y otros productos que están prohibidos y serán objeto de decomiso. Así como también las bebidas en envases de vidrio que pueden generar un peligro para la comunidad.



La Secretaría de Control Urbano y Espacio Público recordó que las cocinas al aire libre también son penalizadas en el Código de Policía y significan un gran riesgo para los asistentes. Las tarimas improvisadas y baños artesanales también están prohibidos.



También se resaltó que los vehículos que sobrepasen los cableados eléctricos serán objeto de control y se tendrá vigilancia a la venta de bebidas alcohólicas, pues los vendedores no deben expender productos en mal estado.



Un punto importante fueron los precios establecidos y el buen trato con los turistas, se hizo énfasis en que no se ofrecieran precios más elevados para estos. Así como también la presentación personal de los vendedores, quienes obtendrán una dotación por parte de sus patrocinadores oficiales.